La Unidad de Dolor Crónico (UDC), única en el sistema mutual uruguayo, tiene como fin principal recibir, evaluar y tratar a pacientes con cuadros de dolor crónico que no hayan respondido favorablemente a las terapéuticas indicadas por su médico tratante.

Dicha Unidad se creó en enero de 2015 y está compuesta por un equipo interdisciplinario que abarca a médicos internistas especializados en dolor, psicólogas con experiencia en manejo del dolor, fisiatras y un neurocirujano jefe del área.

A la consulta con el equipo médico de la Unidad se llega, en todos los casos, luego de haber pasado por la atención del médico tratante y bajo expresa indicación de este.

"Cuando un paciente no responde al tratamiento que su médico le está indicando, puede ser referido a la Unidad de Dolor Crónico para su evaluación", explicó el Dr. Pablo Hernández, neurocirujano y Jefe Médico de la UDC de la Asociación Española.

Allí es entrevistado y evaluado por un Comité de Recepción, integrado por una internista, una psicóloga y una fisiatra que, junto a los antecedentes clínicos del paciente, determinan si existe alguna causal que explique la falta de respuesta al tratamiento indicado hasta el momento por su médico tratante.

En base al análisis y las conclusiones obtenidas, la UDC pone en marcha un tratamiento, por lo general, farmacológico, aunque en muchos casos comprende, también, un tratamiento de rehabilitación indicado por fisiatra o, incluso, evaluación y apoyo psicológico.

El soporte psicológico

El aspecto psicológico y el rol de Salud Mental en pacientes con dolor crónico, resulta, en muchos casos, determinante para su recuperación o mejora. "El dolor crónico, de por sí, genera alteraciones emocionales, pero también sucede que existen alteraciones emocionales producto de problemas familiares, laborales o personales, que empeoran el cuadro de dolor de la persona", afirmó el neurocirujano jefe de la Unidad.

Por tal motivo, explicó el Dr. Pablo Hernández, sucede en ocasiones que un fármaco efectivo, no logra el efecto esperado en el paciente. "Ahí puede existir un problema de índole emocional que está afectando al paciente y hace que el dolor sea inmanejable. Con una terapéutica psicológica se puede lograr que la persona responda favorablemente, sin necesidad de llegar a una cirugía".

El neurocirujano llama a esta situación como un círculo vicioso: "Me duele, entonces me deprimo, y como me deprimo me duele más, y como me duele más me deprimo más, y así no salís nunca. En esos casos es necesario atacar el problema desde varias disciplinas, por eso la importancia de conformar un equipo interdisciplinario que contemple psicólogos, internistas, fisiatras, etc.".

Etapas de seguimiento

Una vez ingresado el paciente en la UDC y puesto en marcha el nuevo tratamiento, el equipo de la Unidad realiza consultas regulares a través de su Policlínica de Seguimiento, que funciona los lunes, martes y viernes, en los consultorios 4, 5, 6 y 7 del primer piso del Sanatorio Óscar Magurno.

En paralelo, el equipo de profesionales que integra el área realiza mensualmente un ateneo para discutir e intercambiar información sobre aquellos casos donde las terapéuticas aplicadas por la UDC no lograron el efecto deseado en los pacientes.

Allí se evalúan alternativas como el tratamiento invasivo del dolor, una intervención quirúrgica o lo que se conoce como Neurocirugía Funcional, que consiste en tratar diferentes partes del sistema nervioso (cerebro, médula) para disminuir las dolencias.

"Muchas veces es necesario ir a actuar directo a los centros de dolor del cerebro y la médula para tratar de paliar y aliviar el dolor. De eso trata la Neurocirugía Funcional y en la Asociación Española hace muchos años que se desarrolla con un equipo de profesionales de primer nivel y moderno equipamiento", remarcó el neurocirujano jefe del área.

Estos son los casos en los que el dolor crónico pasa a ser tratado como una enfermedad en sí misma, independientemente de la causa que lo provocó inicialmente. "En algunos casos tenemos que dejar de verlo como un síntoma secundario para verlo como una enfermedad, y actuar directamente sobre él".

Único en el sistema mutual

Si bien a nivel mundial los pacientes con dolor crónico se tratan en Unidades de Dolor, en Uruguay no es frecuente este sistema de contención, siendo la Asociación Española la única mutualista del país que cuenta con una Unidad de Dolor Crónico a disposición de sus socios.

"Lo que había hasta entonces era una Unidad de Dolor Crónico en el Hospital de Clínicas. Por eso, la Asociación Española nos contactó con la finalidad de crear este servicio en la mutualista, y así se transformó en la única Institución mutual que ofrece este servicio a sus afiliados", contó el Dr. Hernández.

Dolencias crónicas más frecuentes

Entre las dolencias crónicas más frecuentes se encuentran las enfermedades de columna, las cefaleas crónicas (dolores de cabeza), neuropatías diabéticas (alteración de los nervios por la diabetes), neuralgia del trigémino (dolor crónico facial), y dolores articulares por alteraciones reumáticas o pos traumáticas que no requieran cirugía, como en hombros, cadera o rodillas.

El dolor oncológico constituye un capítulo aparte, cuyo tratamiento está centralizado en la Unidad de Cuidados Paliativos de la Asociación Española, pero en el que la UDC brinda soporte profesional y técnico en caso de ser requerido.

Equipo profesional

El equipo de profesionales está compuesto por cuatro médicos internistas especialistas en dolor, cuatro psicólogas con experiencia en manejo del dolor, una fisiatra y un neurocirujano jefe del área. A su vez, cuenta con el soporte de otros especialistas médicos de la Asociación Española, que son consultados puntualmente en caso de ser necesario.

Comité de recepción y policlínica de seguimiento

El Comité de Recepción de la UDC funciona los días martes (de 17 a 21 horas) y los viernes (de 8 a 12 horas).

La Policlínica de Seguimiento está operativa los días lunes de 10 a 12 para Psicología y de 18 a 20 horas para Medicina Interna), martes (de 15 a 21 horas para Medicina Interna) y viernes (de 8 a 12 para Psicología y Medicina Interna).

Policlínica de apoyo

La UDC cuenta, también, con una Policlínica de Apoyo que brinda soporte al equipo médico del Sanatorio, tratando a pacientes que son derivados de la Emergencia a Piso, y presentan dolor agudo. "Se realiza un adecuado tratamiento del dolor agudo en estos pacientes para evitar que se transforme en un dolor problemático y, por ende, crónico", resumió el Dr. Hernández.

Guardia de piso

El equipo de internistas de la UDC de la Asociación Española se encuentra en régimen de guardia retén para responder ante aquellos pacientes que fueron internados en Sanatorio de la Institución y presentan un dolor crónico de difícil manejo. Muchos de ellos serán, luego, derivados a la Policlínica de Seguimiento de la UDC, para continuar el proceso de recuperación de su dolencia.

 

Unidad de Dolor Crónico
Dirección: Palmar 2324 - Sanatorio Óscar Magurno
Ubicación: 2er. piso - consultorios 4, 5, 6 y 7.
Tel.: 1920 5231 al 34.

Imprimir nota Recomendar nota