VERSIÓN PARA IMPRESIÓN
31/01/21

Endocrinología, metabolismo y diabetes

Endocrinología, metabolismo y diabetes

Servicio de Diabetología y Endocrinología

¿Qué es el sistema endócrino?

El cerebro utiliza dos grandes sistemas que controlan la información para el buen control de todo el organismo humano, el sistema nervioso y el sistema endócrino que trabajan en estrecha relación y dependencia. El sistema endócrino se compone a su vez de sistemas más especializados llamados glándulas, por ejemplo hipófisis, tiroides, suprarrenales, ovarios, testículos, etc. A su vez existen órganos como el páncreas que tienen importantes funciones endócrinas por nidos especiales de células al tiempo que cumplen otras funciones.

Las glándulas endócrinas liberan "mensajeros" llamados hormonas, que son pequeñas moléculas que viajan por el sistema circulatorio hasta su objetivo sobre las células de un tejido o sistema al que se quiere modular. Por ejemplo la hormona tiroidea va a todas las células del organismo y tiene múltiples funciones y es necesaria para la vida, las hormonas sexuales regulan el crecimiento, junto con la hormona de crecimiento y la maduración del niño hacia la pubertad, vida adulta y vejez, las hormonas suprarrenales regulan a su vez múltiples funciones, las adaptaciones al estrés, el control de la inflamación etc. y una de ellas el cortisol es necesaria para la vida.

La insulina secretada por el páncreas es clave para controlar el flujo de glucosa a las células "su nafta roja" y propiciar la acumulación de grasa como tejido de reserva, también es necesaria para la vida, su ausencia conduce rápidamente a situaciones críticas con riesgo de vida.

El gran centro integrador de todo éste complejo sistema es el Cerebro, particularmente la base del cerebro: el hipotálamo, que a su vez está sujeto a las influencias ambientales de su entorno el stress, las emociones, etc. Toda ésta red de hormonas, a su vez, mantiene complejas relaciones entre sí, lo que se traduce en que si se altera la producción de una hormona, ya sea en más o en menos, se pierde el equilibrio entre todos los sistemas y órganos del organismo.

¿Cuáles son las enfermedades que determinan el mal funcionamiento del sistema endócrino?

Cualquier glándula endócrina puede presentar patología. Las más frecuentes son las disfunciones tiroideas y la diabetes.

1. Glándula Tiroides

A) Hipotiroidismo, el 90% es primario, es decir, se origina en un fallo progresivo de la producción de hormona tiroidea por la glándula, también integra esta línea las resecciones quirúrgicas totales del tiroides. El hipotiroidismo primario se presenta con TSH (Hormona estimulante del tiroides) elevada, la TSH está elevada es una señal de falla de la glándula tiroidea. Los niveles que deciden un tratamiento dependen de la edad, embarazo y otras situaciones.

En el adulto, en el momento actual, no existe discusión en tratar con hormona tiroidea (T4) cuando los niveles de TSH son mayores o iguales a 10 mUI/L, pero entre 4.5-9.9 mUI/L, la mayoría de las veces no se debe tratar, salvo situaciones especiales que evaluará el especialista.

B) Hipotiroidismo secundario. Es mucho menos frecuente y se refiere a la falta de producción de TSH, casi siempre vinculada a algún proceso destructivo o disfuncional de la hipófisis, lugar desde donde se secreta la TSH. Aquí la medida de tratamiento es el nivel de T4 en la sangre y no los niveles de TSH.

C) Hipertiroidismo. Se trata de un exceso en la producción de hormona tirodea, ya sea por el propio tiroides aumentado de tamaño (bocio), por un nódulo o, por un exceso de reposición tiroidea. Esta situación determina una enorme repercusión general, con adelgazamiento, irritabilidad , taquicardia. Puede determinar riesgo para la vida si no se controla adecuadamente.

D) nódulos tiroideos, la Institución tiene herramientas para su correcto estudio y determinar si son benignos o malignos y su oportuno tratamiento y control.

2. Diabetes

La diabetes (DT1, DT2) es una situación de deficiencia absoluta o relativa de insulina, que si no se trata adecuadamente puede ser muy peligrosa. La DT1 necesita insulina para la vida y habitualmente comienza en forma explosiva en los jóvenes con adelgazamiento, aumento muy importante de diuresis (poliuria) determinado por una elevación significativa de la glucemia. Se trata siempre con insulina, corresponde aproximadamente al 10% de la diabetes. Su mal control puede determinar ceguera, diálisis, amputaciones de miembros inferiores, e infarto de miocardio. La DT2 (90% del total de prevalencia de diabetes), en cambio tiende a presentarse en adultos, 90% obesos, es una epidemia creciente en todo el mundo, presenta una deficiencia relativa de insulina y resistencia a la acción de la misma en los tejidos. (La insulina es clave para facilitar el ingreso de glucosa a las células de todo el cuerpo). Habitualmente se trata con fármacos orales, pero puede necesitar insulina y su principal riesgo es cardiovascular (infarto de miocardio, hemiplejia), de hecho aumenta su incidencia entre 2-4 veces si no se trata adecuadamente. Como la DT1 su mal control crónico puede determinar ceguera, diálisis, amputaciones de miembros inferiores. Su tratamiento incluye varios fármacos en forma conjunta y cambios hacia un estilo de vida saludable.

3. Glándula suprarrenal

Produce cortisol y catecolaminas. Sus patologías incluyen desde la hipofunción a la hiperfunción, la primera con riesgo para la vida si no se trata adecuadamente, la segunda también muy riesgosa con gran repercusión en la mayoría de los tejidos del cuerpo, incluyendo el cerebro. Ambas situaciones pueden originarse en la propia glándula o ser consecuencia de tratamiento con corticoides. Patología genética relativamente frecuente y usualmente benigna como la hiperplasia suprarrenal puede presentarse con trastornos de la pubertad o exceso de vello corporal. Se pueden presentar también hipertensión arterial y tumores productores de corticoides o adrenalina.

4. Crecimiento y pubertad

En la complejidad de éstas situaciones intervienen muchos ejes hormonales, nutricionales, genéticos y emocionales. El déficit de la hormona de crecimiento es la causa menos frecuente de talla baja, predominan ampliamente otras causas que deben descartarse concienzudamente antes de su indicación. Una indicación errónea puede tener consecuencias negativas para el paciente. El equipo que maneja ésta área de la endocrinología en la Institución está altamente capacitado para el estudio y tratamiento adecuado de éstos pacientes.

5. Otras áreas que involucra el Servicio de Diabetología y Endocrinología

Trastornos de los ejes de hormonas sexuales, hipófisis-ovario (de alta frecuencia el síndrome de ovario poliquístico con trastornos menstruales y exceso de vello corporal), hipófisis- testículo. Trastornos hipofisarios: son muchos, el más frecuente es la hiperprolatinemia. Otros tumores hipofisarios no tan frecuentes pueden afectar diferentes ejes (ej.: acromegalia, deformación corporal por exceso de producción de hormona de crecimiento, y otros).

 

Servicio de Diabetología y Endocrinología
Dirección: Cassinoni 1444
Horario de atención: de lunes a viernes de 7 a 21 hs.
Teléfono de administración: 1920 6900
Teléfono de enfermería: 1920 6920

 

Act. 12/08/2013




Más información en:
https://www.asesp.com.uy/Salud/Endocrinologia-metabolismo-y-diabetes-uc514