VERSIÓN PARA IMPRESIÓN
23/12/18

Tecnología Oftalmológica de Avanzada en la Asociación Española

La Asociación Española inauguró un centro oftalmológico único e innovador en el país, con tecnología quirúrgica de avanzada que trata, mediante cirugías láser, diversas patologías vinculadas a la vista.

Las cirugías de catarata y de retina son las operaciones más frecuentes.

Dicho centro lleva el nombre de TOA (Tecnología Oftalmológica de Avanzada) y cuenta con un equipamiento tecnológico de última generación así como un equipo de profesionales altamente especializados. El plantel médico fue capacitado en el exterior, concretamente en Estados Unidos, Argentina, Brasil y Colombia, todos centros oftalmológicos de referencia internacional.

Una de las principales innovaciones que posee el Centro TOA es la eliminación del bisturí como método quirúrgico, gracias a la tecnología incorporada, que demandó una inversión superior a los US$ 3 millones.

"Se trabaja con un láser que ‘corta, corrige y sella'. La persona llega al centro, ingresa al block, y sale luego de pocos minutos caminando, viendo y sin necesidad de curación ni oclusión ocular. Es un procedimiento sin bisturí y sin dolor", resumió el oftalmólogo Dr. Oscar Seoane, integrante del equipo. 

Por su estructura, funcionamiento, dinámica y flujo, el TOA presenta todas las características de un block quirúrgico ambulatorio. "Hemos tenido pacientes que ingresan a block con muy baja visión, y salen viendo con normalidad", reafirmó el oftalmólogo. 

PATOLOGIAS FRECUENTES

La tecnología con la que cuenta el centro, sumado a la experticia de los profesionales médicos y técnicos, permite resolver la totalidad de las patologías oculares, incluidas aquellas que son de alta complejidad.

Previo a la existencia del centro, este tipo de operaciones se realizaban únicamente en el extranjero. "Si querías dejar de usar lentes y operarte con esta tecnología, debías ir al extranjero. No había ningún servicio público ni privado que lo ofreciera en Uruguay", remarcó el Dr. Juan José López Lerena, Director Técnico y administrador del centro.

SIN TIEMPOS DE ESPERA

Otra de las características del TOA es que no presenta tiempos de espera en la coordinación quirúrgica. El usuario ingresa al centro, realiza la consulta y, de ser necesario, se coordina la intervención quirúrgica en 24 horas. Tampoco existe una franja etaria para realizar una operación de este tipo; se opera desde niños hasta personas de la tercera edad. Sin embargo, la mayor cantidad de operaciones está dada entre personas de 70 a 90 años.

A la consulta se puede acceder de forma directa o siendo derivado por el oftalmólogo de policlínica. La primera consulta es sin costo y cualquier persona, sin importar si es socio o no de la Asociación Española, podrá atenderse en dicho centro. La recepción al público de es 8 a 20 horas y el equipo está conformado por auxiliares de enfermería, enfermeros, nurse, técnicos, anestesistas, Director Técnico y siete médicos oftalmólogos especialmente capacitados para el manejo de la tecnología.

RESPALDO

La dimensión del proyecto debía ir relacionado a la dimensión de la Institución donde estuviera presente, concordaron los profesionales. "La Asociación Española es grande por sí misma, por su trayectoria de años, por su estructura edilicia, por el número de usuarios. Un proyecto con estas características era por demás adecuado para ser realizado en la Asociación Española", puntualizó el Director Técnico del TOA.

Según los profesionales médicos, uno de los pilares fundamentales de este proyecto es su desarrollo y puesta en marcha en la Asociación Española. "Se trata de una institución con prestigio que cuenta con el conocimiento en una cantidad de elementos administrativos y funcionales que hacen posible tener esta tecnología de punta en un lugar que, a su vez, presenta todas las garantías sanitarias, elementos que exceden a lo que un emprendimiento individual pudiera alcanzar. Porque una cosa es estar dentro de la Asociación Española y otra muy distinta es estar en una clínica privada, aislado de todo", aseguró el Dr Seoane.

"Cuando buscamos un lugar para instalar el proyecto vimos que la Española cumplía con todos los requisitos y las condiciones. Masa crítica, capacidad edilicia, funcionamiento normativo interno que permite el desarrollo del proyecto, que en otros lados no es posible, porque va más allá del querer o de la intención. Se necesitan realidades que la Española tiene y en otro lugar no hay", concluyó el Dr. Seoane.

PROYECTO PAIS

TOA es un proyecto de un grupo de profesionales médicos que surgió hace un tiempo atrás, y tiene como antecedente la Fundación San Pedro (Durazno), una organización sin fines de lucro que desarrolla, implementa y sostiene emprendimientos colaborativos con instituciones públicas y privadas en áreas tales como Programas de Salud, Nuevas Tecnologías y Educación, en pos de buscar el bienestar de los ciudadanos de la región centro norte del país.

De esta forma, y con la idea de desarrollar un proyecto país en el área oftalmológica, este grupo de profesionales médicos presentó a la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), las bases de lo que más tarde se transformaría en el actual centro ubicado en la Asociación Española. Tras un proceso que llevó tres años y varios estudios de viabilidad, con un trabajo interministerial que incluyó sendos análisis y evaluaciones del Ministerio de Salud Pública (MSP), el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) y el MEF, se materializó la idea.

"La tecnología, que fue lo que definió el proyecto, requería de un acoplamiento mayor que el esfuerzo individual, porque su inversión excedía a lo que uno, dos o tres colegas solos pudieran hacer por su cuenta. De ahí la importancia de contar con un respaldo a nivel país, que permitiera desarrollarlo. A cambio, quedó marcada una política de inclusión donde todos los oftalmólogos del país pueden acceder a esta tecnología y pueden participar del proyecto, utilizando el equipamiento y capacitándose, operando a sus pacientes en este centro", expresó el Director Técnico.

"Un oftalmólogo de Artigas puede operar a sus pacientes con la tecnología que existe en TOA, acá en Montevideo. Y a esos colegas se les instruye, se le brinda becas, conexiones para que puedan ir al extranjero. Todo eso lo permite el marco del proyecto país; por eso era vital tener el respaldo de respaldo de los ministerios, que lo consideraron como un proyecto viable en Uruguay", agregó.

La aprobación del proyecto por parte de los Ministerios estaba supeditada a dos aspectos: el ingreso de tecnología innovadora al país, y la generación de empleo de calidad. "Estamos usando los mismos materiales que se utilizan en Estados Unidos y la Unión Europea. Es un equipamiento que por sus costos es inviable para cualquier emprendimiento individual o grupal. Los uruguayos hasta ahora tenían que viajar al extranjero para encontrar esta tecnología. Hoy eso se brinda en el TOA", afirmó el Dr. López Lerena.




Más información en:
https://www.asesp.com.uy/Novedades/Tecnologia-Oftalmologica-de-Avanzada-en-la-Asociacion-Espanola-uc1073