Estamos en verano y la exposición al sol se hace frecuente. Por eso, es necesario que sepamos cómo protegernos de los efectos negativos que puede ocasionar una exposición no controlada. Mirá estos consejos

La radiación UV provoca efectos inmediatos y crónicos sobre la piel.

Como efectos inmediatos se pueden destacar el enrojecimiento y la inflamación de la piel, lo que constituye quemaduras de distintos grados. También están presentes los cambios inmunológicos que pueden favorecer, por ejemplo, empujes de herpes simple labial, una patología frecuente en la población general.

Como contrapartida, el efecto beneficioso en agudo es la síntesis de vitamina D, que se logra rápidamente, aun con bajas dosis de radiación.

Entre los efectos crónicos aparece el envejecimiento cutáneo, con aumento de manchas castañas y blancas en las zonas expuestas, aumento e irregularidad de los vasos sanguíneos superficiales, arrugas, sequedad intensa, comedones (puntos negros) y quistes.

Pero el efecto crónico negativo más importante es la fotocarcinogénesis, es decir, la alteración de la
información genética de las células de la piel que, con exposiciones repetidas a través de los años, generan la posible aparición de cáncer de piel. A modo informativo, se considera que el 50% del sol que recibimos, lo acumulamos en los primeros 20 años de vida.

COMO PROTEGERNOS DEL SOL

Para protegernos de los rayos de sol y al mismo tiempo disfrutar de él, debemos tener en cuenta lo siguiente:

- Evitar realizar actividades al aire libre (deportes o playa) entre las 11 y las 16 horas;
- Usar sombrero de "ala ancha", ropa con protección solar, oscura y de trama apretada;
- Usar lentes con protección UV;
- Usar pantalla solar con factor de protección solar 30 o más;
- Aplicar dicho protector solar cada 2 horas en la piel no cubierta por ropa;
- Elegir siempre la sombra.

Es importante saber que la radiación UV se refleja en todo lo que nos rodea, así que aun a la sombra estamos recibiendo radiación.

Estas medidas de protección, llevadas a cabo desde la primera infancia, resultan fundamentales para lograr disminuir, a futuro, la prevalencia de cáncer de piel en Uruguay, ubicado entre los países que presentan un alto índice de mortalidad a causa de las formas más agresivas del cáncer de piel.

Tomá conciencia de esto y, ante cualquier duda, consultá al médico especialista. Ahora, a disfrutar del sol con moderación.

Artículo de la Dra. Alejandra Yusin
Jefe médico del Centro de Dermatología de la Asociación Española


Datos de interés sobre el Servicio de Dermatología

Act. 06/02/2018

Imprimir notaRecomendar nota