La Asociación Española ofrece a partir de abril un nuevo tratamiento para la hiperplasia prostática benigna o "agrandamiento de próstata": la embolización mediante cateterismo.

La institución, a través de su servicio de Urología y el Centro de Diagnóstico y Tratamiento Endovascular de Cardiocentro, incorporó este novedoso procedimiento que permite reducir el tamaño de la próstata de forma mínimamente invasiva.

La hiperplasia prostática benigna es una afección muy frecuente en los hombres mayores de 50 años de edad. El agrandamiento de esta glándula puede provocar diversos síntomas, como dificultad para orinar, necesidad de orinar frecuentemente y flujo de orina débil, entre otros.

La embolización prostática es una técnica realizada por radiólogos intervencionistas y urólogos, y consiste en introducir un catéter por la arteria femoral, guiado por angiografía, para ocluir con microesferas las arterias que llegan a esta glándula y así reducir su tamaño.

Este tratamiento es una alternativa cuando la medicación oral ya no surte efecto sobre la afección y el paciente no puede o no desea someterse a una cirugía convencional.

Se trata de una técnica mínimamente invasiva, que se realiza con anestesia local y permite el alta a las 4 o 6 horas, así como retomar la vida normal al día siguiente. Entre sus principales beneficios, se destaca que no tiene efectos secundarios debilitantes, como impotencia e incontinencia urinaria.

Por más información puede contactarse al 1920 7777

Imprimir notaRecomendar nota